El mundo lunar de Yayoi Kusama

  Una mezcla de sensaciones se apodera de uno ni bien pisa la esquina porteña de Salguero y Avenida Figueroa Alcorta. Acercarse por estos días al Museo de Arte Latinoamericano de Buenos Aires (MALBA) resulta una experiencia visual increíble, donde los lunares rojos copan los exteriores del museo y los árboles de la Avenida.561911_10151813472609207_1550202128_n

¡Tranquilos!, ni uno ni otros tienen varicela u otra enfermedad que se le parezca. Sino que estos círculos cumplen la doble función de anticiparnos que es lo veremos una vez dentro del MALBA, y a la vez llenarnos de incertidumbre durante esa interminable hora y media de cola que se forma en la vereda y que recorría una cuadra y media. La paciencia y las charlas con amigas ayudaron a pasar el tiempo que corría y amenazaba con dejarnos fuera de un viaje hacia la obsesión. Podía escuchar a la gente que salía del museo comentar sobre este viaje e ir haciéndome una idea de lo que estaba a punto de ver. Consejo: ¡Dejar a un lado todo lo que te contaron porque Obsesión Infinita es eso y mucho más!DSCN0784

  Dentro del Malba, los puntos rojos seguían siendo protagonistas, como también lo son en la vida de Yayoi Kusama, la autora de esta muestra retrospectiva –la primera en Latinoamérica- que recorre sus seis décadas en el arte. “Mi vida es un punto, es decir, una partícula entre millones de partículas”, contó la consagrada artista japonesa de 84 años. Y hacia ese universo lunar me interné.DSCN0811

  La primera parada de este recorrido autoguiado por más de cien obras fue en la planta baja del museo donde se encuentran las pinturas más recientes de Kusama, coloridas y magnéticas por demás, y La habitación del borramiento (2002-2013). Este es un cuarto que comenzó blanco y que el público fue convirtiendo en multicolor al pegar por doquier los stickers de lunares obtenidos con la entrada a la muestra. Paredes, piso, mesas, sillas, sillones y hasta vajilla se encuentran hoy repletos de coloridos puntos. Muchos de los cientos de asistentes hasta se animaron a “lunarizarse” ellos mismos, pegándose los stickers en su cuerpo, tendencia a la que no pude dejar de sumarme.DSCN0780

1176337_10201318620902818_380328656_n

El recorrido continuó en el segundo piso del MALBA. Tras unos minutos de espera en una larga fila de gente -lo que después de los lunares parecía otro común denominador de la muestra-, me vi encerrada en la Sala de espejos del infinito- Campo de falos (1965/2013).DSCN0795

Esta habitación remite a otro de los grandes traumas de la artista: el terror al falo. Y esa misma sensación es la que se siente en este lugar de paredes y techo de espejos y el piso cubierto por bastones de tela blanca decorados con lunares rojos que representaban penes blandos y fláccidos. Trauma hecho obsesión, puesto que los penes se encuentran en gran cantidad de sus obras, ya sea esculturas, fotografías o pinturas.DSCN0809

  La sala Estoy aquí, pero nada (2000-2013) fue la tercera parada del itinerario, donde esta vez los puntos coloridos brillaban en un cuarto oscuro con luz violeta, el cual simulaba ser el living de la propia casa de la artista, quien pretende mostrar sus alucinaciones y borrarse en su obra con la “acumulación astronómica de puntos”.DSCN0800

  El último y más impresionante tramo de este camino surrealista fue la Sala de espejos del infinito. Plena del brillo de la vida (2011). Allí, los lunares estaban en luces de colores que colgaban cual lucecitas navideñas y se reflejaban en los espejos que cubrían enteramente la sala, espejos que para la artista son la representación del infinito… y también para todo aquel que se interna en esa sala.

  Final del recorrido por esta muestra autorreferencial e interactiva por demás, que apela a los sentidos y es tan coherente como contradictoria: va del full color al minimalismo y otra vez a la multiplicidad de colores. No quedan dudas de que es un fiel reflejo de la personalidad de su autora. Obsesión infinita termina de lunarizar Buenos Aires el 16 de septiembre y es una muestra que no por casualidad es un suceso de público que no hay que dejar de ver.DSCN0779

 

Anuncios

3 comentarios en “El mundo lunar de Yayoi Kusama

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s